HALTEROFILIA FEMENIL, UNA DISCIPLINA MUY CRITICADA

La halterofilia es un deporte que consiste en levantar una barra con varios discos en los extremos. En los eventos oficiales, se realizan dos ejercicios distintos: arrancada y dos tiempos. El que logre levantar el mayor peso después de ambos movimientos es el que se lleva la competencia.


A pesar de tratarse de uno de los deportes olímpicos más veteranos -ya se disputaba en los Juegos de la antigua Grecia-, la inclusión de la halterofilia femenina es una de las más recientes en el movimiento olímpico.

Mientras que los levantadores ya compitieron en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, si bien su deporte se excluyó entre 1904 y 1920, no fue hasta el 2000, en Sydney, cuando las mujeres pudieron optar a las medallas en esta disciplina. Sus categorías difieren de las masculinas, pues mientras ellos disputan ocho, ellas sólo compiten en siete.


Las mujeres pesistas llegaron a los Olímpicos en Sydney 2000, 104 años después que los hombres. Y a los Mundiales lo habían hecho en 1987 en Daytona Beach, EU, gracias a movimientos feministas promovidos por mujeres de países anglosajones como Estados Unidos, Canadá, Londres y Australia.


El argumento principal de los detractores era que las mujeres no podían practicar la disciplina por considerarla exclusiva para la fuerza y el cuerpo de los hombres.


Sin embargo hay muchas atletas destacadas en esta disciplina, tal es el caso de la mexicana Soraya Jiménez convirtiéndose en la primera mujer mexicana en lograrlo. Luego de también probar suerte en otros deportes como bádminton y natación, entre los 11 y 14 años Jiménez descubrió su gusto por la halterofilia por lo que se comenzó a integrar de lleno a este deporte guiada por sus profesores quienes vieron potencial en ella en su capacidades para soportar grandes pesos y la comenzaron a inscribir en diversos torneos.


Su momento más glorioso llegó el 18 de septiembre de 2000, cuando Jiménez hizo historia al convertirse en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro en Juegos Olímpicos, logrando el primer lugar en el último levantamiento de la competencia para acumular un total de 222.5 kg levantados y superando a la competidora favorita la nor coreana Ri Song Hui y consiguiendo también una medalla dorada para México que no se obtenía desde Los Ángeles 1984


Tambien tenemos el caso de Lulu Zhou, la halterófila china logró el oro en los juegos olímpicos de Londres 2012, también ha conseguido colgarse el oro en los campeonatos mundiales de halterofilia femenil del 2011 y 2013 e imponiendo marca por romper los récords mundial y olímpico al levantar un total de 333 kilos en la categoría femenino de más de 75 kilos.