• Erik Rojas

Tokio organiza un simulacro de Olimpiadas por Covid-19

Para demostrar que Japón puede albergar con seguridad los Juegos Olímpicos aplazados en 2020 en la era del coronavirus, 30 gimnastas de cuatro naciones corrieron y saltaron en una competición amistosa en Tokio el domingo.


Treinta gimnastas de Japón, Estados Unidos, China y Rusia, incluyendo al triple medallista de oro olímpico de Japón, Kohei Uchimura, y al campeón mundial de Rusia en 2019, Nikita Nagornyy, participaron en el primer evento internacional en una sede olímpica de Tokio desde el aplazamiento de los Juegos en marzo debido a la pandemia de la Covid-19.


Las gimnastas, sometidas a pruebas diarias para detectar el virus, llevaban mascarillas cuando entraron en el gimnasio detrás de las banderas nacionales, y hubo golpes de puño a modo de felicitación en lugar de abrazos o choques con las palmas de las manos.


El evento amistoso único se considera una prueba crucial para que los atletas internacionales viajen y compitan en Japón durante los Juegos Olímpicos, que traerán más de 11 mil atletas a Tokio el próximo mes de julio.


Los 2.000 espectadores del estadio, diseñado por Kenzo Tange para los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964 se sometieron a controles de temperatura y se les roció desinfectante en la entrada. aplaudieron con entusiasmo, pero no gritaron, ateniéndose a las reglas, salvo cuando Uchimura, que no había competido internacionalmente durante dos años debido a una lesión, completó un electrizante ejercicio de barra horizontal.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo